El metal

El metal, un material repleto de recursos

El metal, considerado un material noble, duradero y personalizable, satisface todo tipo de necesidades. El acero ofrece numerosas posibilidades para dar respuesta a las preocupaciones medioambientales del ciclo de vida de un edificio.

Sólido

La solidez del metal es tal que las actividades de mantenimiento del conjunto no suponen una restricción. Los armazones pueden desmontarse en múltiples fases sin experimentar daño alguno durante las actividades de mantenimiento.

Reciclable, reciclado y duradero

El acero es totalmente reciclable sin alterar ninguna de sus calidades y sin poner en riesgo el vertido de residuos. Además, está considerado el material más reciclado del mundo.

En cuanto al reciclaje del acero, este material presenta virtudes magnéticas que facilitan el reciclaje de desechos y residuos domésticos. La recogida selectiva de chatarra permite su integración óptima en los procesos de fabricación.

Duradero

Gracias a los sistemas de protección contra la corrosión, el revestimiento metálico (galvanización) o la pintura, el acero conserva sus propiedades a lo largo de toda la vida de la obra.Este material, el principal componente del armazón metálico, garantiza que la construcción mantenga una excepcional durabilidad.

 

 

Para ir más lejos